A leap of faith

animation, cartoon, ciencia ficción, comedia, comic, DC, hollywood, manga, Marvel, movies, play station, premios, stopmotion, superhero, vfx, videogame -

A leap of faith

Hace unos días, Sony finalmente anunció de manera formal su nueva consola: el Playstation 5, el cual será puesto en venta a finales de 2020, si es que la pandemia lo permite. Mostraron el hardware externo de la consola, así como sus dos versiones disponibles, una de ellas sin el sistema de lectura de discos, es decir, será completamente digital. Y junto con todo esto, Sony también anunció algunos de los juegos que serán lanzados de manera exclusiva para la plataforma, entre ellos, la esperada secuela de Horizon, un nuevo juego de la franquicia de Resident Evil y un nuevo juego del superhéroe arácnido favorito de todos: Marvel's Spider-Man Miles Morales, el cual será parte de los juegos de lanzamiento de la consola, es decir, estará disponible (probablemente) en diciembre de 2020.

Y mientras se sabe con certeza si es una secuela o un DLC del juego anterior o si nuestras carteras serán capaces de costear la nueva plataforma, es un buen momento para recordar y hablar un poco de la que quizás sea la mejor película de animación de los últimos años: Spiderman: Into the Spiderverse.

Después de ya casi 2 años de su estreno, Spiderman: Into the Spiderverse sigue asombrando a muchas personas, ya sea que aun no la hayan visto o vayan por su décima vuelta. Y es que desde la trilogía de Sam Raimi, no sucedía nada así de emocionante con nuestro amigable vecino. Ni siquiera en el MCU, aunque no lo crean. Bajo la dirección de Peter Ramsey, Bob Persichetti y Rodney Rothman, esta adaptación de la línea de cómics Spider-verse logra elevar a un nuevo nivel las historias de superhéroes.

No sólo le presento al mundo al relativamente nuevo, Miles Morales, sino que también hace homenaje a uno de los personajes de las historietas más queridos.

La narrativa de la película se siente como si se estuviera pasando la estafeta al nuevo héroe, algo extremadamente importante en un mundo tan dividido. Puede que las apariencias cambien, pero los ideales no. Y aprovechando el tema de las realidades paralelas, aquí llegamos a conocer algunas versiones de Spiderman que no sabíamos que necesitábamos en nuestras vidas. Empezando por Miles Morales (Shameik Moore), un chico de ascendencia afroamericana y latina que vive en Brooklyn, quien repentinamente tiene que enfrentar la gran responsabilidad que conlleva un gran poder cuando el sólo desea ser un chico normal. Hace mucho que no veíamos un viaje del héroe tan bien ejecutado: Miles empieza siendo torpe e incapaz de controlar sus nuevas habilidades para después encontrar su motivo para crecer y aceptar dicha responsabilidad.

Y que mentor tan increíble resultó ser Peter B. Parker. Interpretado por Jake Johnson (Drinking Buddies, Tag), una versión de otra dimensión que no ha tenido la mejor de las suertes, resulta ser un personaje con quien es muy fácil empatizar, sobre todo porque es una representación muy acertada de uno de los pilares en la personalidad de Spiderman: “No importa cuantas veces me derriben, siempre encontraré la manera de levantarme de nuevo”. Seguramente, las palabras que le dice a Miles antes del acto final, nos habrán dado ánimos en momentos difíciles a muchos de los que vimos esta película. Sin duda, una de las mejores actuaciones de Johnson, y eso sin tener que aparecer en pantalla.

Otro de los mejores aspectos de la película, es como maneja el resto de los personajes. Desde Kingpin (Liev Schreiber) como el villano principal, o el tío Aaron (Mahershala Ali) hasta los cameos inesperados de Nicolas Cage y Oscar Isaac, cada personaje esta escrito de una manera excelente lo cual los lleva a cumplir con creces su papel en la historia, la cual esta conformada en gran medida de una comedia muy inteligente. Esto logra un mejor efecto con el trabajo de animación tan sobresaliente. La estética resultante de combinar técnicas de animación digital y analógica dio como resultado algo jamás visto. Pasando por el anime, el stop-motion e incluso el arte grafitti, el arte en Spiderman: Into the spiderverse es una verdadera joya. No es de extrañarse que se haya llevado premios tan importantes como el BAFTA, el Globo de Oro e incluso el Oscar por mejor película animada.

En fin, podríamos hablar por horas de esta película y, para nuestra suerte, hace unos meses la secuela fue confirmada, así que hay Spidey para rato. Ya dejamos de contar los días en cuarentena, pero si aún es su caso, les recomendamos ampliamente ver esta obra maestra si es que no lo han hecho, o porque no, llegar a la undécima vista como un servidor. No puedo esperar para saber si Spiderman Noir sigue resolviendo misterios o ver en pantalla mi Spiderman favorito Miguel O'hara.

It’s a whole new world!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas