A PRUEBA DE MUERTE.


Como un vestigio de las películas setenteras en las que presentaban films con rollos deteriorados y que comúnmente eran del género de Exploitation (que se caracteriza por la utilización de temas relacionados con la sexualidad humana, la violencia y las drogas).

Pues, así es A prueba de muerte que Tarantino y Rodríguez, copian, imitan, mezclan, absorben y finalmente lo mastican, para devolverlo como una película Slasher (subgénero de terror, con la presencia de un psicópata que asesina brutalmente a adolescentes que normalmente están envueltas en sexo prematuro y drogas). Tarantino demuestra su capacidad cinéfila de videoclub para hacer lo ya antes visto hasta el cansancio y transformarlo en arte que pocos pueden alcanzar.

En definitiva es un ejercicio de estilo agotador, por su violencia, densidad y acción, que dan unos últimos quince minutos de persecución por carretera de lo más espectacular y con un final épico, por su crudeza, venganza y humor negro.

“LA VIOLENCIA ENGENDRA VIOLENCIA, COMO SE SABE; PERO TAMBIEN ENGENDRA GANANCIAS PARA LA INDUSTRIA DE LA VIOLENCIA, QUE LA VENDE COMO ESPECTACULO Y LA CONVIERTE EN OBJETO DE CONSUMO”

Eduardo Galeano.

Nuestro pequeño tributo asnow-death proof.

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados