ADELMO FORNACIARI “ZUCCHERO”.


Su característica principal… su timbre rasgado de voz, peculiaridad innata de la mayoría de los cantantes italianos. Cantante que cree que la música italiana se ha estancado al perder la genuinidad de su sonido en favor de los estándares anglosajones.

Su melodía Senza una donna, que posteriormente fue un rotundo éxito el cual la compuso cuando se separa de su esposa, la canción fue oída por el cantante Paul Young, éste propuso cantarla juntos, sin el conocimiento de su discográfica lo cual significo ingresar al mercado anglosajón y de todo el mundo, en algún momento comentó que él no la incluiría en ninguno de sus álbum por ser demasiado sencilla.

Un cantante capaz de penetrar a dos mercados tan cerrados para el pop de habla no inglesa como son el americano y el británico. Sus letras suelen tocar temas controversiales que normalmente no se oyen en la música romántica de Italia, que incluyen sexo, historias de la calle y sarcasmo, por lo que muchas veces los grupos católicos italianos han aconsejado al público que no compren sus discos lo cual lo único que provocan es que lo compren con más ánimo, claro que la calidad de la música lo amerita.

Ha sido el primer artista occidental en actuar en el Kremlin tras la caída del muro de Berlín y el primer artista italiano en participar en el Festival de Woodstock en 1994.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados