BAJOS INSTINTOS.


Un brutal asesinato se ha llevado a cabo. La protagonista Catherine Tramell es la principal sospechosa. Graduada en psicología y poseedora de una mente brillante, así como de un físico devastador, no sucumbirá tan fácilmente al interrogatorio de cinco detectives.

Valiéndose de su alto coeficiente intelectual y su mortífera energía sexual, los cinco hombres terminaran a sus pies sin siquiera darse cuenta de que fue lo que sucedió. Bueno, si saben, a raíz de la famosísima escena en que la están interrogando, sentada en frente de ellos, se vislumbra lo que los noqueo. Pues bien, es un excelente thriller, brillantemente dirigido, con una historia que no se soluciona del todo y que prácticamente cada espectador la resuelve como quiere. En un principio nadie estaba seguro de confiar el rol protagónico a Sharon Stone, actriz con una extensa trayectoria, pero de películas fallidas.

Y bueno, como todos saben, fue definitiva para la carrera de esta actriz, pues la colocó en el privilegiado lugar en que se encuentra. Y, el resto es historia.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados