BRIAN DE PALMA.


A los 20 años de edad, con una cámara de 16 milímetros usada, Brian De Palma inició una trayectoria que más tarde lo condujo a ser considerado un maestro del thriller psicológico. Aunque hay quien lo tilda de ser un mero imitador de Hitchcock, su propuesta visual, el ritmo de sus secuencias y su sofisticado manejo de cámaras le dan un estilo propio, que en su momento sorprendió a público y crítica. 

 

En su compleja narrativa incluye temas que retoma película tras película, como voyerismo en “Doble de cuerpo”, sadomasoquismo en “Vestida para matar”, deseos incestuosos reprimidos e incluso tensiones sociales con tintes políticos, como en “Caracortada” y la “Hoguera de las vanidades”. Finalmente, y sin duda alguna, películas como “Ojo de serpiente”, “Misión imposible”, “Ambrose Chapel” y “Mr. Hughes, demuestran de forma contundente la madurez narrativa de quien sigue siendo uno de los directores más reconocidos a nivel mundial.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados