Brightburn: el origen del héroe más conocido de la historia

ciencia ficción, cinéfilos, fantasía, movies, terror, thriller -

Brightburn: el origen del héroe más conocido de la historia

Pareciera que hoy en día la mayoría de las películas que se proyectan en cine son aquellas con presupuestos muy elevados, repartos con los actores más famosos del momento y que solo pretenden ser lo que conocemos como blockbusters. Semana a semana tenemos estrenos masivos que ocupan la mayoría de las salas en los cines locales. Aun así, de vez en cuando, queda lugar para películas más pequeñas y que, en ocasiones, sorprenden más que los films más esperados del verano, ¿acaso no recuerdan Get Out?

Este es el caso de la nueva película del director David Yarovesky (The Hive) la cual toma una historia que prácticamente todo el mundo ya conoce: Un matrimonio joven que vive en una granja no puede concebir hijos; entonces, un día, desde el espacio, una cápsula alienígena aterriza en su propiedad y dentro de ella, lo que tanto esperaban: un niño.

Así es, esto es el origen del héroe más conocido en la historia: Superman.

Pero Brightburn le da un pequeño giro (que, para ser justos, ya ha sido explorado anteriormente): ¿Qué pasaría si este niño más adelante decide usar su poder para el mal?

Aunque los efectos especiales no sean de los mejores y muchas veces el enfoque de la película sea dirigido a mostrarnos la muerte de las víctimas del hijo de la oscuridad (un título algo genérico en Latinoamérica), el resultado es algo que podemos agradecer en medio de tanto cine de superhéroe. Realmente no hay mucho desarrollo del personaje, su cambio de actitud tan repentina se justifica a través del pretexto de la adolescencia pero, a pesar de esto, se nota que los creadores se esmeraron para entregar un buen producto. Que, por cierto, algo que llamó la atención de los cinéfilos es que entre los productores se encuentra James Gunn, el mismo que nos dio “Guardianes de la Galaxia”.

A momentos se siente mucho que estamos viendo una película slasher en lugar de una de terror/suspenso. Ocasionalmente se usa también el recurso de jump scare pero afortunadamente no se abusa del mismo. Y si a esto le agregamos actuaciones no brillantes pero adecuadas de Elizabet Banks (The 40-Year-Old Virgin, Hunger Games) y David Denman (Big Fish, The Office) podremos pasar un muy buen rato y olvidarnos un rato de producciones gigantescas. La verdad es que la idea en sí es muy interesante, un ser de otro mundo con demasiado poder debe tener una buena brújula moral o al menos una que favorezca a la raza humana… esperen… ¡Batfleck tenía razón entonces!

Esta ocasión no daremos spoilers, pero si deciden ver Brightburn, permanezcan en la sala cuando empiecen los créditos. No sabemos si es un homenaje o algo más, pero sin duda fue algo muy adecuado para cerrar una película pequeña que resultó ser una sorpresa.

En conclusión, a pesar de la falta de desarrollo y un par de clichés de los adolescentes que resultan ser villanos, Brightburn: el hijo de la oscuridad, seguramente dará de que hablar y aunque se encuentre en un número limitado de salas, si tienen la oportunidad, vale la pena, se evitarán tramas con intrincados planes de viaje en el tiempo para recuperar gemas de poder o complejos de multimillonarios que salen a combatir el crimen por las noches, ya saben, cosas por el estilo.

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas