Capitan(a) Marvel

ciencia ficción, cinéfilos, fans, hollywood, Marvel, movies, mujer -

Capitan(a) Marvel

En la misma fecha del Día Internacional de la Mujer, Marvel Studios estrena Capitana Marvel, la película número 21 de su universo cinematográfico (si, ya son 21, tuvimos que verificar ese dato), siendo la penúltima película de la fase 3 y esto es lo extraño. A decir verdad, se siente mucho como una película de fase 1, pero vamos poco a poco.

Después de los eventos de Infinity War y su final que dejo a la mitad de la población con el corazón roto, Marvel nos cuenta el origen de uno de sus personajes más poderosos, pero, para esto, debemos retroceder un poco, para ser precisos a la década de los 90’s, donde descubrimos como la piloto Carol Danvers (Brie Larson) olvida gran parte de su pasado a cambio de un poder gigantesco y nueva vida como integrante de un equipo alienígena de fuerzas especiales liderado por Yon-Rogg (Jude Law). Después, sin tener que recurrir a spoilers, nuestra heroína conocerá a un joven Nick Fury (Samuel L. Jackson) para detener el avance de una raza alienígena conocida como los Skrulls. Seres con la capacidad de mimetizarse con muchas formas de vida con tan solo verlas.

En el cine actual, pocas cosas llaman tanto la atención de las masas como las películas de los superhéroes de Marvel, y era natural que existiera una expectativa tan grande para esta historia, y desafortunadamente, en nuestra opinión, queda mucho a deber.

La película se siente solo como un trámite, algo que debíamos saber antes de Endgame. No podemos evitar compararla con Black Panther (2018), la cual solo funcionó para hacernos saber que existía Wakanda y que su rey pelearía junto a los héroes más poderosos del planeta. Pero en realidad la historia no importaba mucho, solo era un set up para un personaje más, y aquí, Marvel repite la fórmula, en realidad no hay cosas más relevantes más allá de como obtiene sus poderes Capitana Marvel y la ya tradicional escena post créditos que la conecta con los Vengadores sobrevivientes al chasquido de Thanos. La actuación de la protagonista se siente algo incompleta, nos duele admitirlo, pero en ningún momento sentimos que Thanos estuviera en problemas por el gran poder de nuestra heroína. Fuera de eso, lo demás no es nada memorable.

Pero que no se malinterprete, las 2 horas y 5 minutos no son pesados, la película en realidad es entretenida, y es mucho mejor que otras películas del MCU como Iron Man 3 (¿Por qué?, Dios, ¡¿por qué?!) e incluso Thor, un mundo oscuro (ambas de 2013). La relación entre Samuel L. Jackson y Brie Larson es simplemente genial, y ciertas secuencias de acción valen muchísimo la pena de ser vistas en IMAX. Además, los cameos que no pueden faltar y los guiños a las demás películas son cosas que los fanáticos agradecerán.

Fuera de la discusión sobre el empoderamiento de la mujer, si tomamos esta película como lo que es: una película de superhéroes, es muy fácil tener una grata experiencia en el cine, muy buenos efectos especiales, momentos divertidos y ver al nuevo personaje de Marvel, pero nada más. Ahora solo nos queda esperar el fin de la fase 3 y por fin superar ese terrible momento...

“No me quiero ir, señor Stark…” 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas