DRÁCULA DE BRAM STOKER.


Sin duda alguna, una de las mejores adaptaciones de la novela de Bram Stoker. A nivel visual, el director Francis Ford Coppola se inspiró en el clásico “Nosferatu”, de F.W Murmau, para componer su historia de amor y terror. Un relato de pesadilla en el que la sangre dibuja una circunferencia de vida y muerte que no puede interrumpirse sin tener mortales consecuencias; un experimento visual en lo que todo lo redondo se hace presente... ojos que se disuelven sobre soles y que a la vez se convierten en lunas para transformarse en mortales miradas de lobos. 

Cabe mencionar, en la excelente participación de Diamanda Galas en el diseño de sonido, las animaciones cuadro por cuadro sobre maquetas para simular una vista subjetiva del vampiro, el extraordinario maquillaje, y claro esta las referencias directas a Nosferatu, en las que nos muestra sus sombras, su carruaje, sus movimientos. 

Y finalmente, las grandes interpretaciones de Gary Oldman y Winona Ryder, que hacen de esta película un clásico en el género vampiresco.

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados