EL DOLOR A TRAVÉS DE LA ALEGRÍA

mujer, musica -

EL DOLOR A TRAVÉS DE LA ALEGRÍA

Pocas figuras de la música han cantado lo que tiene el alma en una mujer: los anhelos, los momentos de soledad, las noches de júbilo, el maltrato, la celebración de la vida.

La historia de Aretha Franklin tiene los ingredientes necesarios para forjar un mito. Un embarazo a los doce años de edad, un segundo hijo a los 15, divorciada de un primer marido. Hija de un pastor evangélico que enseño que los pecados se curaban a palos y por supuesto, cantándole a Dios.

Y ella le cantaba a él desde su alma. Imaginando los golpes de su padre y de su marido y los años de sufrimiento, y cantándole

“¿Dónde estás? Las cosas van mal y tú sigues callado”.

Esa voz podía servir para sanar. Y así lo fue. Su primer disco para la compañía Atlantic Records, Respect, incluía una canción “I never loved a man the way I love you”, es el ejemplo perfecto, una canción a la reivindicación femenina, a la independencia y emancipación.

 


Nunca se ha cantado canción más dura de manera más amable.

Aretha es la historia de la América negra. Una mujer que sabía del sufrimiento y era capaz de hacer algo que está al alcance de muy pocos… cantar sobre el dolor a través de la alegría.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas