EL RECIEN NACIDO Y SU VÍNCULO CON LA MADRE.


“Puede que la lactancia no sea la mejor opción para todas las madres, pero es la mejor opción para todos los bebes”

El alimento ideal para el recién nacido es la leche humana. Ningún otro alimento puede sustituirla, ya que la leche materna cubre las necesidades de energía, proteínas, vitaminas, minerales y agua, que necesita para crecer y desarrollarse adecuadamente. Durante los primeros tres días después del parto, el pecho de la madre produce un líquido de color amarillento que se conoce como calostro; éste es el primer alimento que el recién nacido debe recibir, ya que contiene todas las sustancias nutritivas que necesita; además le evita el estreñimiento y lo más importante le proporciona defensas que a lo largo de la vida de la mujer ha adquirido, protegiéndolo contra enfermedades gastrointestinales, respiratorias y otras enfermedades infecciosas.

Por lo tanto un niño que no es alimentado por el seno materno tendrá un mayor riesgo de sufrir alergias, cólicos y malformaciones de los huesos y dientes cuando es alimentado con biberón. Aparte la lactancia materna es fundamental para estrechar los lazos de afecto entre la madre y el niño dándole seguridad y tranquilidad. Es fundamental que la madre le ofrezca el pecho, ya que la succión es la que estimula la producción del calostro y posteriormente la producción de leche. Es Importante que la lactancia se inicie en los primeros minutos después del parto si es posible, a libre demanda, día y noche.

“Si existiese una vacuna con los beneficios de la lactancia materna, los padres pagarían lo que fuera por comprarla”

Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados