El invierno está aquí

amor, fans, fantasía, HBO, Libros, series -

El invierno está aquí

Después de dos años, la espera terminó. Ahora es momento de ver si la épica serie de HBO esta lista para entregar el final más anticipado de la década…

Era agosto de 2017 cuando veíamos el episodio final de la séptima temporada de Juego de Tronos y de nuevo nos confirmaban que la teoría era cierta: Jon Snow no era ningún bastardo, sino el heredero legítimo de Westeros. Hijo de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark y después de muchos problemas estaba con quien deseábamos: Daenerys Targaryen. Al mismo tiempo el Rey de la Noche, atravesaba el Muro con un ejército de muertos e incluso ¡un dragón! Todo esto para dejarnos con el suspenso y una espera de dos largos años. Y, al fin, este 14 de abril, regresa a nivel mundial la octava y última temporada.

Algo que ha afectado a esta serie, es la gran influencia de los fans sobre la misma.

No podemos negar que la temporada anterior hizo mucho para complacer a quienes han sido fieles seguidores tanto del programa como de los libros (¡se tenía que decir, y se dijo!) y creo que es una sombra muy densa que existe sobre este estreno.

Además del hecho de que la serie se ha adelantado a lo que esta escrito, así que, como lector de la saga, tengo bastantes reservas sobre los últimos 17 episodios. Pero, aun así, aquí estamos, por fin vimos el principio del fin y aquí una pequeña opinión al respecto.

Winterfell es el nombre del primero de los últimos 6 episodios de la serie (si, leyeron bien, solo 6 más) pero bien podría haberse llamado “Reuniones que ya sabíamos que sucederían”. Y si, como inicio de temporada, su función es poner el set up para todo lo que sigue: saber si todo valdrá la pena. Por fin sabremos si los vivos prevalecerán a la profetizada Larga noche, y si es así, quien tomará entonces el famoso trono forjado con las espadas de los enemigos conquistados.

Jon, Daenerys, Sansa, Cersei, Tyrion, incluso Tormund están de vuelta y harán todo lo posible para tolerar sus diferencias y enfrentar la Gran Guerra, la guerra que importa y que está aquí. El enemigo no se cansa y no se puede negociar con él. Y creo que este ha sido un gran acierto de la serie. Tenemos un villano del cual prácticamente no sabemos nada, pero aun así se siente como una amenaza sin igual, lo cual ha logrado con apariciones muy breves a lo largo de a historia. Sólo basta recordar “Casa Austera” (S05 E08) cuando Jon Snow tiene su primer enfrentamiento contra el Rey de la noche. Sabemos que no hay suficiente acero valyrio para enfrentar a su ejército…

Vale la pena resaltar que, a través de los años, la producción ha mejorado, los efectos visuales son de la calidad de un largometraje y los vestuarios y temas musicales de cada lugar de los Siete Reinos sigue ahí. Es muy emocionante escuchar el tema de del territorio del Norte, así como ver a los abanderados portar el emblema de cada casa, los cuales muchos de nosotros hemos prácticamente adoptado. Esta ocasión, además, tenemos una nueva secuencia inicial (si, esa donde se veían todos los castillos importantes y que tarareábamos la melodía), donde se nos recuerda que el muro ha caído, además que ya no veremos los territorios del este y más notorio aún, el clima frío domina el ficticio continente. Como bien dice el autor en su primer libro: el diablo está en los detalles.

Sea cual sea el resultado final, Juego de tronos se ha vuelto ya parte de nuestra cultura pop, y a pesar de los múltiples spin-off planeados, vamos a extrañar la manera que tuvo esta serie de rompernos el corazón (Si, Boda Roja, estoy hablando de ti…)

Y como bien decía la Reina Cersei en los primeros episodios: “cuando juegas el juego de tronos, o ganas o mueres” y es hora de conocer al ganador, es momento de saber si los Stark, los Targaryen, los Lannister (o ninguno…) sobrevivirán la llegada del invierno… 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas