FRANK CAPRA.


Una característica que identifica a este director italiano es el optimismo. Es uno de los narradores cinematográficos que mejor le salen los finales felices; un experto en llevar a sus personajes por los caminos más adversos y enfrentarlos con las canalladas más inmundas, mientras conduce al público por el sufrimiento, la compasión y luego el llanto, para dar un giro y sorprender con una sucesión de alegrías desbordantes, portentosas, antes de llegar al ansiado final cuando todos han recobrado ya el gusto por la vida. 

Se ha dicho que sus relatos son como modernos cuentos de hadas donde el bien se impone siempre al mal, no sin antes hacer que los héroes pasen por numerosas dificultades como ya se ha mencionado. Considerado como uno de los campeones de la comedia romántica hollywoodense, es innegable que Capra sabía manejar la ingenuidad de su público, pero también es cierto que sus obras tienen algo que las ha hecho perdurables más allá de su tiempo y su espacio.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados