HEDWIG AND THE ANGRY INCH.


Una película sorprendente inclasificable en que se describe el amor, la fama, la auto aceptación, convirtiendo a Hedwig en una heroína inolvidable. Uno de los mejores y más sorprendentes musicales. Conmovedora cinta que relata la historia de un transexual o mejor dicho según Cameron Mitchell en que la cataloga como “mucho más que una mujer o un hombre” dándole el calificativo de genderqueer (forma multigenero, que no corresponde a los géneros binarios) que frustrado por las relaciones de la gente que ha tenido a su alrededor decide buscar su alma gemela, el cual le provoca todavía más desavenencias, pues para conseguirlo necesita abandonar la Alemania comunista y dirigirse a la Alemania capitalista, por lo que decide someterse a una malograda operación de cambio de sexo que lo deja con una pulgada de más entre sus piernas (angry inch).

A propósito la obra está basada en dos vertientes: en un discurso de Aristófanes en el Banquete de Platón en donde explica que alguna vez existieron tres tipos de sexos humanos y por la otra en la vida de Mitchell. A si pues Hedwig esconde uno de los gritos más desgarradores sobre la aceptación de uno mismo que se ha proyectado en salas de cine.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados