HOWARD HAWKS.


Cineasta nacido en Goshen, Indiana, en 1896, justo el año en que el cinematógrafo era la gran novedad en todo el mundo. Como muchos de los cineastas de su generación, su incursión en el cine se debió a una serie de afortunadas casualidades: la difícil situación económica familiar lo obligan a dejar sus estudios y a ejercer diferentes oficios, entre los cuales son: como ayudante en general y después como guionista en los Estudios Paramount

Es aquí donde se define como realizador eficiente y sensible, con una gran capacidad narrativa que le permite tratar con éxito todos los géneros cinematográficos vigentes, así fuera la comedia, el western, el cine bélico, los dramas o el cine de gánsters. Si bien sus películas son agrupables bajo este criterio, también es cierto que tras la aparente sencillez de sus relatos, sus planteamientos y sus personajes, en muchos casos desgarran la inquietud y la complejidad, a veces en grados extenuantes como en “Scarface”. 

Pues bien, a pesar de ser uno de los máximos exponentes del clasicismo del cine norteamericano, ha sido uno de los realizadores de Hollywood más subestimados de su tiempo… como lo señalara el cineasta François Truffaut.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados