KOKUHAKU (CONFESSIONS).


Una muestra basada en una obra teatral, que permite de una manera abrumadora monólogos de los diferentes personajes en las que se describe de una manera efectiva, brillante y visualmente estilizada la poesía de la violencia y la venganza, en los que se revela que la bondad y la maldad están separados por una delgada línea y todo está claramente explicado debido a la complejidad de los personajes, quienes a través de sus confesiones van describiéndose a sí mismos, sus virtudes y sus más repulsivos defectos.

Aclamada por la crítica como una de las mejores películas japonesas y que de igual forma el público asiático la convirtió en un éxito taquillero.

“PERMANECER EN SILENCIO FRENTE AL MAL ES EN SÍ MISMA UNA FORMA DE MALDAD”

Sue Monk Kidd.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados