LA ALIMENTACION DEL NIÑO ENFERMO.


La diarrea, es la principal causa de muerte de origen infeccioso en pequeños durante el periodo comprendido de recién nacido a los cinco años de edad. La diarrea es causada por microbios o parásitos que entran al cuerpo cuando se han consumido alimentos que están contaminados, descompuestos, se toma agua sin hervir o purificar, o si se come con las manos sucias.

Cuando los parásitos llegan al intestino, el cuerpo trata de eliminarlos a través del excremento, esto hace que los intestinos se muevan más rápido y expulsen agua y sales minerales, tratando de limpiarse, es en ese momento cuando se presenta la diarrea. La deshidratación aparece porque el pequeño ha perdido grandes cantidades de agua así como sales minerales y se reconoce porque esta decaído o irritable, tiene mucha sed, lengua y labios secos, ojos hundidos, piel arrugada (como de viejito), orina poco, llanto sin lágrimas y en ocasiones puede tener la fontanela hundida (la mollera).

La desnutrición puede ser causada por la misma diarrea, ya que el niño no quiere comer. Recuerde que si antes de padecer alguna enfermedad el niño ya tenía desnutrición, ésta se agrava. Es importante tener presente que a veces algunas familias y algunos médicos recomiendan erróneamente, que es mejor no darle de comer, sobre todo si tiene diarrea. Sin embargo, durante la enfermedad los niños necesitan una mayor cantidad de alimentos. Cuando se suspenden éstos, por lógica no se cubren sus necesidades nutricias, por lo que adelgazan y en muchos casos en lugar de sanar se complican con otras enfermedades, quedando más débiles, lo que los hace más enfermizos y se desnutren más.

“DE NOVENTA ENFERMEDADES, CINCUENTA LAS PRODUCE LA CULPA Y CUARENTA LA IGNORANCIA”


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados