LA DELGADA LINEA ROJA.


Esta cinta es sumamente estremecedora, en donde se entrelazan dos guerras cuando de un soldado se trata: una, contra lo que se nos ha hecho entender como el enemigo... la otra contra nosotros mismos. 

O sea, la guerra contra el enemigo nos hace matar; la guerra contra nosotros mismos nos obliga a sobrevivir. Estas dos preguntas se hace el excelente cineasta Terrence Malick, dando como resultado un inquietante retrato de los pensamientos, miedos y sentimientos de un puñado de soldados que súbitamente se encuentran frente a la disyuntiva de seguir las órdenes de sus superiores y lo que implican sus cuestionamientos. 

Absolutamente todo está envuelto en esa guerra de supervivencia. El zumbido de las balas al rozar los cuerpos y al mismo tiempo la belleza del rocío en una hoja, la memoria de los rostros familiares y la crudeza de la cara del enemigo a punto de morir. Todo es parte de un mundo en guerra y también lleno de belleza. Entonces, la desesperación es aún mayor. El soldado se da cuenta de su pequeñez en la guerra, su incapacidad de terminarla... como una insignificante partícula en el universo. 

La crudeza de ver cómo esto va tomando forma, cobrando vidas y la inutilidad de guerra se subraya. Así pues, la peor guerra que se pelea es la que debe sobrevivirse... morir es más sencillo

Absolutamente indispensable en tu videoteca.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados