LA DESNUTRICION EN LOS NIÑOS.


Es una enfermedad producida por la falta o bajo consumo de alimentos que dan energía y proteínas, lo que ocasiona pérdida de peso y posteriormente provoca que se detenga el crecimiento y desarrollo de los niños. Esta desnutrición se presenta sobre todo si los pequeños nacieron con bajo peso, no fueron amamantados, se enferman muy seguido, cuando no recibieron alimentos complementarios (entre el 4 y 6 mes) a la leche materna, no tiene el esquema de vacunación completo y si sus madres tienen muchos hijos o son madres adolescentes.

De acuerdo a la pérdida de peso, la desnutrición puede ser leve, moderada o severa. La más común es la desnutrición leve, ya que no es muy evidente, por lo que las familias en muchos de los casos no se dan cuenta de que sus hijos la padecen; por lo que se puede presentar una desnutrición moderada, en la cual ya es evidente la pérdida de peso y el deterioro en la actitud del niño. Y por ultimo si no se atendió en forma correcta pasaría a la siguiente etapa la desnutrición severa, teniendo que ser atendida en medio hospitalario.

La importancia radica en poder detectar las siguientes características sobre todo después de alguna enfermedad: si el niño esta indiferente, se cansa rápido, llora sin motivo aparente, solo quiere estar en brazos. Recuerde una forma de prevención es aumentar la variedad de alimentos y el número de comidas (de 5 a 6).

“LA ALIMENTACION BUENA, LA COMIDA QUE HACE QUE NOS SINTAMOS BIEN, ES LA QUE HEMOS COMIDO DE NIÑOS Y NOS HA HECHO CRECER. GRACIAS A SU MEMORIA, EL CUERPO BUSCA SIEMPRE ESOS SABORES”


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados