LA OSTEOPOROSIS.


Es una enfermedad silenciosa y progresiva que avanza sin dar señales o síntomas, que en la mayoría de las ocasiones se detecta hasta que se presenta la fractura de algún hueso. Además la disminución de la estatura, el encorvamiento progresivo de la espalda, los dolores en cuello y espalda baja o sensibilidad en los huesos, pueden indicar presencia de osteoporosis. Hasta un cincuenta por ciento de las mujeres mayores de los cincuenta años sufren fracturas debido a la osteoporosis.

Las fracturas más comunes ocurren en la columna vertebral. Existen medidas que contribuyen a mejorar el estado de salud y por consiguiente la osteoporosis: consumir alimentos ricos es calcio (leche, crema, queso, etc.), dejar de fumar, disminuir el consumo de alcohol, el café (no más de dos tazas al día), hacer ejercicio diariamente y su medicación si así lo requiere (un gramo de calcio al día).

La densitometría mide la cantidad de calcio y fortaleza de los huesos, permitiendo identificar el grado de avance y las medidas que se deberá tomar para su control. La constancia del tratamiento involucra dos aspectos que se deben de cumplir para asegurar su éxito: la persistencia (tiempo que estará tomando el medicamento) y el cumplimiento (toma de estudios y medicamento de acuerdo a instrucción médica).

“MEDICINA SOLO HAY UNA, Y ES EFECTIVA CUANDO TIENE UNA EVIDENCIA CIENTIFICA DETRÁS QUE LA RESPALDE”


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados