LEER LOS LABIOS.

bebé, mujer -

LEER LOS LABIOS.

PROCESO INCREIBLEMENTE COMPLEJO

La lectura de los labios es una capacidad fascinante. Y mucho más común de lo que imaginamos; todos lo hacemos, en un nivel inconsciente, aunque no tengamos problemas de la audición, como una ayuda para procesar lo que nos están diciendo. Una capacidad que se desarrolla a temprana edad, entre los 6 y 12 meses de vida, es decir, cuando los balbuceos dan paso a las primeras sílabas, los bebés dejan de fijar su mirada en los ojos para visualizar la boca de los padres y poder descifrar de qué manera poner los labios para reproducir el sonido que están escuchando.

Aunque no todos tienen la misma capacidad de comprender la gesticulación de las palabras, pero se tiene conocimiento de una colombiana, sorda desde los nueve meses de vida, capaz de leer los labios en cinco idiomas diferentes, así, los bebés que nacen en hogares bilingües, el proceso de aprendizaje comienza antes de los 4 meses y lo hacen durante más tiempo. Para ellos esa información es crucial. Cuanto más complejo es el entorno lingüístico, más necesidad tienen de utilizar pistas audiovisuales.

Las cámaras y pantallas de alta resolución han contribuido, sin duda, con las posibilidades de lectura de los labios. Lo saben los actores del doblaje, que cada vez deben esforzarse más para que los sonidos del idioma superpuesto se amolden lo mejor posible a los gestos de quienes se ven en escena. Lo saben los futbolistas, que se cubren la boca al hablar para evitar que los medios reproduzcan sus diálogos. Y si lo hubieran conocido los astronautas de 2001: Odisea en el espacio, la supercomputadora Hall 9000, no descubriría sus planes y otra habría sido su suerte... o no.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas