LOS ANGELES AL DESNUDO (L.A. CONFIDENTIAL).


SERIA MAS FÁCIL SI TODA LA INMUNDICIA SALIERA A LA SUPERFICIE, SOLO ASÍ ES POSIBLE LIDIAR CON ELLA. CONOCERLA, VIVIRLA, SENTIRLA EN UNO MISMO”

Un film turbio, intenso, y asombrosamente narrado. Dos son los protagonistas de esta historia. Dos son los mundos y dos las cabezas; el cerebro, por un lado; la fuerza bruta, por el otro. Ambos, integrantes del súper cuerpo policiaco angelino, encargado de mantener limpias las avenidas y los parques, de acabar con el enemigo: los chicos malos, el hampa, los asesinos a sueldo, los padrotes y otros simples mortales, todos ellos autores intelectuales y materiales de un sinnúmero de fechorías.

No falta la sensualidad; la escultural Kim Bassinger, añade la cantidad exacta de erotismo para completar la receta. Aquí no hay héroes de acero con armas ultra poderosas o la indestructible fuerza del bien. En los Ángeles al desnudo, corrupción es la palabra, y la verdad, la forma de vida, la razón y el fondo. Ganadora de dos Oscars, al Globo de Oro, nominada en Cannes, etc., película con un solo error: estrenarse y enfrentarse el mismo año que “Titanic”. Los premios no pudieron confirmar una irrebatible obra maestra.

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados