LOS VAQUEROS DE LENINGRADO VAN A AMERICA.


Si quisiéramos hablar de surrealismo, que puede ser más surrealista que una banda de rockeros comunistas que se peinan con copete, se disfrazan de vaqueros y deciden viajar de Leningrado al Continente Americano… y que además su bebida favorita sea, el Tequila Cuervo Especial”. 

Así de complicado y así de sencillo resulta contar la historia de esta cinta, que además, dadas las características puede ser clasificada también como una estupenda road movie. De continente a continente, tocando en bares de mala muerte, termina, digamos en “buenos términos” el viaje de esta excéntrica banda. Y nada detiene el paso de estos músicos rockeros. Se visten según la moda. Tienen un auto grande, americano. Usan lentes para el sol. Quieren ser ricos y no lo niegan. Y se preguntan ¿Por qué entonces no llega el éxito, si cumplen con todos los requisitos del sueño americano? Esa es la famosa incorreción política escondida. 

El director Aki Kaurismäki, permite que nos demos cuenta de los errores de esa promesa americana usando sus propios símbolos y destrozándolos de la tan glorificada “vida americana”, perdiéndoles el respeto y jugando con ellos en forma surrealista, dramática y sarcástica. 

Sin duda… una cinta maravillosa.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados