MARTHA MARCY MAY MARLENE.


Es una película que te persigue y permanece por la forma en que proyecta un cuento de terror, un drama psicológico con una sofocante aproximación al estilo de Hitchcock. Aunque el director opta por seguir un ritmo demasiado lento (provocado por el uso extremo de ambigüedades originando que la tensión psicológica decaiga en algunos momentos), aun así su fotografía disipada encuadra la tristeza y desolación que provoca su argumento; mostrando la psicosis paranoica de la protagonista a lo largo de la historia y que nos hace comprender hasta que nivel puede llegar una mente herida y lo incomprensible que puede ser esta mente no solo para quienes la rodean sino para la propia protagonista que explora esos miedos y sensaciones abstractas. 

En resumen la difícil relación de la atormentada Martha con su familia y las perturbadoras normas de su vida anterior (contadas de manera magistral por medio de escenas retrospectivas) generan una atmosfera envolvente pero opresiva, que el director sabe trasladar de forma por demás inteligente hacia el espectador.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados