MARTYRS.


Una película que fue rechazada por todos los grandes estudios de cine francés y por muchas actrices, la única empresa que atendió sus peticiones fue Canal +. Este rechazo fue por la sencilla razón de su descomunal violencia, sus efectos especiales y la demandante representación en que es sometida la protagonista, ya que la actriz debería estar llorando todo el tiempo.

Además claro está por que no representaba ser una película comercial. Una muestra del cine de terror que para unos es repulsiva y misógina, para otros es catalogada como la mejor película de cine gore.

Lo que si es cierto es que después de algún tiempo y viendo como poco a poco iba generando una serie de comentarios de la crítica especializada al grado de convertirla en una película de culto la empresa americana The Weistein Company decide distribuirla en el continente Americano.

Ganadora en el Festival de Sitges: Mejor maquillaje. Una cinta provocadora hecha para polemizar por el perturbado y fascinante final que justifica en parte la violencia explícita del film.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados