MERYL STREEP.


A los doce años de edad tomaba clases de canto operístico. Poco después, sus sólidos estudios, su imagen y talento innato la condujeron a incorporar la palabra éxito a su vocabulario: 1975, nominada al Tony por la puesta en escena de “27 vagones llenos de algodón”, de Tennessee Williams. 1978, nominada al Oscar como Actriz de Reparto por el “Francotirador”. 1979, ganadora del Oscar por Actriz de Reparto por “Kramer contra Kramer. 1981, nominada al Oscar como Mejor Actriz por “La amante del teniente francés”. 

 

En 1982, ganadora del Oscar como la Mejor Actriz por “La decisión de Sofía”. Por si esto fuera poco, ha sido nominada al Oscar en múltiples ocasiones, lo que la convierte tal vez en la actriz más tomada en cuenta por la Academia y, sin duda, una de las actrices más importante de la actualidad.

 

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados