MILOS FORMAN.

Checoslovaquia, cinéfilos, comedia -

MILOS FORMAN.

Nació en 1932 en Caslav, en la desintegrada Checoslovaquia. Debió hacer frente a su orfandad cuando sus padres fueron asesinados en un campo de concentración nazi, durante la Segunda Guerra Mundial. Ayudado por su tío, inicia camino en la música, el canto y la actuación; con esas bases ingresó a la prestigiada Escuela de Cine de Praga.

Su paso por la televisión y el cine se dio de la mano de Alfred Radok y su espectáculo Laterna Magika, donde fungió como argumentista y asistente de dirección. Debutó como director en medio de un momento de apertura en su país. Creando un peculiar estilo de comedia donde la vida cotidiana se veía tras la lente de una crítica mordaz, como se muestra en su película “Al fuego bomberos”.

A raíz del endurecimiento del comunismo, hubo de refugiarse en la Unión Americana. Ya instalado en este país, su carrera habría de tomar un fuerte impulso con la cinta celebre “Atrapado sin salida”. Como en todas sus películas el cineasta recurre al protagonista para hacer un alegato acerca del individuo y la confrontación con su entorno, siempre con un admirable cuidado de las formas, la ambientación y los diálogos.

Uno de los pocos realizadores que han migrado de sus lugares de origen y que han podido mantener o aumentar el brillo de su trayectoria.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas