PACTO CON LOBOS Y NO PRECISAMENTE DE WALL STREET.


Una película loquísima con un inaudito guión, un film de arte marciales a la francesa que regala escenas muy imaginativas de coreografía sangrienta pero que llegan a ser efectivas debido al presupuesto de la producción claro está.

Diversos seguidores del cine de acción llegan a defenderla como una película de culto. Lo que sí es de admirarse es la manera tan valiente que intenta proyectar sobre un género bastante gastado queriendo reconciliar a las producciones hollywoodienses con la finísima tradición europea y que finalmente lo consigue sin perder su propia identidad. Y si no está claro podemos decir lo siguiente: la gran aceptación del público europeo ya de por si exigente convirtiéndola en un éxito taquillero.

La asociación de un caballero francés que se roza con el propio Rey de Francia y la de un indio iroqués de la tribu Mohawk, que intentan descubrir el misterio de la bestia que relata un hecho de finales de 1700 y que forma parte de las leyendas vivas europeas. La mezcla de culturas consigue un fin, aunque los demás traten de separarlos.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados