Primal. Sin un solo diálogo dice mucho.

acción, amor, animation, cartoon, ciencia ficción, HBO -

Primal. Sin un solo diálogo dice mucho.

Conforme existen más y más servicios de streaming, buscamos de manera constante contenido de calidad. Y con tantas plataformas, el número de opciones disponibles se vuelve bastante abrumador. Pero entre todas estas series y películas, de vez en cuando aparece algún programa que destaca sin problema. Hoy hablaremos de uno de esos casos.

Primal, una serie animada de diez episodios, lanzada en octubre de 2019 por el genio, Genndy Tartakovsky, por fin estuvo disponible (de manera legal) en Latinoamérica a través de HBO Max desde junio de este año, y si no la han visto, esta es la señal para que le den una oportunidad.

Evitaremos spoilers significativos para que no pierdan el interés.

 

No es de extrañar si el nombre del creador de esta serie les resulta familiar. El ha sido una de las mentes detrás de algunos de los shows más entrañables de Cartoon Network de las últimas décadas, como por ejemplo “El laboratorio de Dexter”, “Las Chicas Superpoderosas” y, claro, la legendaria serie de “Samurai Jack”. Incluso tiene una pequeña, pero sin duda épica participación en el universo de Star Wars, con los cortos de “Star Wars: Clone Wars”.

 

Pero hablando de su última obra, Primal, tenemos una historia que se desarrolla en un mundo donde el hombre y los dinosaurios coincidieron en un breve periodo de la historia de la Tierra, y usando palabras sencillas, es simplemente perfecta.

Una historia de supervivencia, belleza, instinto, pérdida y violencia, todo esto sin usar una sola palabra.

Como hemos visto en trabajos anteriores de este director de animación ruso, si algo domina en su estilo, es la narrativa usando solo imágenes. En cada uno de los episodios (de unos 25 minutos de duración en promedio), se nos cuenta una aventura diferente que nuestros protagonistas viven, con una continuidad muy sutil que nos conduce a una segunda temporada que será estrenada en 2022, tentativamente.

 

La trama gira en torno a un cavernícola, cazador experto, que después de ver morir a su familia de forma trágica, pierde el sentido de su existencia, pero por el simple hecho de querer sobrevivir, sigue adelante y termina aliándose con un tiranosaurio hembra con la que puede empatizar gracias a que atraviesan la misma pérdida. Durante cada episodio vamos viendo como la relación entre Lanza y Colmillo se va construyendo, además de que nos permite conocer a profundidad a cada uno de ellos y, como mencionábamos antes, todo esto se logra sin usar nada de diálogo. Sin duda esto es una clase maestra de como llevar a cabo una narración usando sólo imágenes. El entorno prehistórico se presta mucho para hacer brillar el trabajo de animación, donde vamos desde murciélagos gigantes que sirven a una araña monstruosa hasta un grupo de brujas con poderes sobrenaturales.

 

Otro factor importante es el grado tan brutal de violencia que vemos en pantalla, pero jamás es injustificado. Simplemente no se puede omitir lo crudo y despiadado es el mundo que nos quieren mostrar. Pero junto con esto, vienen también emociones primordiales en su forma más pura, no miento al decir que hay más de un episodio que es demasiado conmovedor, en especial si alguna vez han tenido mascotas y las han visto salir lastimadas por algún accidente, si es el caso, seguro lograrán conectar aún más con Primal.

 

Si ya se suscribieron a HBO Max y aún no han visto esta joya de la animación, no sé qué están esperando. Hablando como fan del trabajo de Genndy Tartakovsky, creo que esto ha sido su mayor logro y espero con ansias el próximo año para (ojalá y que no interfiera la maldita pandemia) ver la segunda temporada.

Un ejemplo de maestría narrativa, una animación increíblemente bella en cada cuadro y una historia épica en toda la extensión de la palabra, es lo que les espera en Primal, algo que no deben dejar pasar.


1 comentario

  • José Dorelino Viana Lopes

    Ansioso por novos capítulos parabéns

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas