SERENA WILLIAMS Y SU FURIA DESATADA.

deportes, mujer -

SERENA WILLIAMS Y SU FURIA DESATADA.

Es casi imposible encontrar un equivalente en la historia del tenis femenino, se podría decir que esta tenista afroamericana es una mezcla del talento de Federer, la competitividad y fuerza de Nadal y la precisión de Djokovic. Una tenista que lo ha ganado todo, o casi todo.

Esto no se consigue con un carácter débil o con un conformismo excesivo. Basta y sobra decir, que esta tenacidad la hace llegar a la final del abierto de los Estados Unidos, después de haber estado ausente durante 10 meses, por su embarazo y posterior lactancia. El camino no ha sido fácil, ya que viene de perder en Wimbledon ante Angelique Kerberg. Pues bien, todas estas virtudes tienen un inconveniente; su mal genio. Una actitud que muy a menudo la invade y le impide administrar las derrotas en forma adecuada.

Nadie es perfecto.

Sin embargo, se viene al recuerdo en el 2009, en donde muestra poco respeto y mucha agresividad hacia una jueza de línea cuando le canta una falta de pieen su partido ante Kim Clijster, y en donde amenazó con ahogarla con una pelota de tenis, indudablemente provocó su descalificación inmediata. Así, de nuevo en la final del US Open 2018, sucede algo similar.

El juez de silla le hace una recomendación por recibir instrucciones de su entrenador desde la grada, lo cual no es permitido. Esto enfurece a Serena lo cual lo increpa y le dice mentiroso y ladrón, lo que le aplican una tercera recomendación y perdida del juego. La tenista ganadora Naomí Osaka, triste y llorando, recibiendo el premio ante un estadio abucheándola, solo por haber sido la mejor del torneo.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas