SERGIO LEONE.


Su gran realización cinematográfica comenzaría con: “Por un puñado de dólares” la primera de una trilogía de aventuras ambientadas en el viejo Oeste y rodadas en España, figurando un personaje de lo más celebrado, haciéndolo un icono, “el hombre sin nombre”, un pistolero duro y solitario encarnado por el hasta entonces desconocido y joven actor Clint Eastwood

Debido al éxito tan rotundo a nivel comercial, se logró realizar las dos secuelas “Por unos dólares más” y “El bueno, el malo y el feo” mucho mejor realizadas y con mayor éxito. Cabe destacar que además de su buen argumento se sumó la vigorosa partitura de Ennio Morricone, un sello musical inseparable del espaguetti-western

Fue uno de los cineastas que supo imaginar al viejo Oeste de una manera audaz y original, en una época en que el cine de vaqueros convencional estaba envejeciendo. Su aportación al western y al cine de acción en general fue luminosa; estableció un estilo narrativo, perfecciono e invento atmosferas, diseño personajes que a la postre se tornaron arquetipos, descubrió detalles y situaciones en medio de un territorio que parecía ya completamente explorado por muchos de los grandes maestros norteamericanos del género. 

Un merecido reconocimiento a este genial cineasta romano que supo conquistar al público a tiros de revólver, por así decirlo.

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados