EL SHOW DE TERROR DEL 11 DE SEPTIEMBRE Y ESE PLACER CULPABLE.

club, New York -

EL SHOW DE TERROR DEL 11 DE SEPTIEMBRE Y ESE PLACER CULPABLE.

Los ataques en Estados Unidos arrasaron con vidas y edificios por igual pero también pusieron en jaque a la industria del entretenimiento de ese país. Un par de frases irónicas de la secuencia final del Club de la pelea, cuando intenta reconquistar a la cadavérica Marla, brevedad de apenas unos 45 segundos; una canción que debe pasar a la historia de la música, “Where is my mind” de The Pixies y en seguida la contundencia de las explosiones que derrumban los edificios del corazón financiero de Nueva York y mientras tanto Tyler Durden vencedor, con el rostro desfigurado por una bala, aprieta la mano de la mujer que ama diciendo...

“me conociste en un momento muy extraño en mi vida”.

A partir de 11 de septiembre de 2001, cuando alguien decidió mostrar la faceta más cruel de la humanidad en la isla de Manhattan y en Washington, cuando alguien se regocijó inexplicablemente con la muerte de miles de personas, cuando alguien nos recordó que la realidad siempre supera a la ficción y destruyo al mundo como lo conocíamos, el gusto por los efectos especiales se convirtió en un placer culpable.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas