SUEÑOS DE FUGA.


No es una historia de terror, tampoco es un drama, de ninguna manera es una tragedia, no se trata de una comedia, ni una cinta de denuncia…y sin embargo, recuerda cada uno de estos géneros a lo largo de su metraje. Si… quien lo hubiera imaginado que sea una de las mejores adaptaciones para el cine de un relato de Stephen King. En esta película nada es evidente. Cada momento representa un dato para resolver este laberinto de almas en pena y vigilantes corruptos. 

Paradójicamente te enseña lo que es, soledad en la libertad y fraternidad en el encierro. Aquí se siente el angustiante universo de Stephen King, que para comprender este rompecabezas hay que prestar atención a todo lo que pasa por nuestros ojos y poner a trabajar el cerebro (si, aunque no quieran). 

Un clásico del cine carcelario en donde la corrupción y la bajeza gobiernan los días y una vez más se demuestra que el enemigo se ubica en el interior mismo del sistema.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados