¿Cuál es nuestro veredicto final de La Liga de la Justicia: Snyder’s Cut?

cinéfilos, DC, fans, movies, streaming, superhero -

¿Cuál es nuestro veredicto final de La Liga de la Justicia: Snyder’s Cut?

Pasaron unas semanas y la euforia por el #SnyderCut ya se ha calmado un poco, por lo cual, acá en el equipo de Asnow, nos parece un buen momento para dar nuestra humilde opinión. No entraremos en detalles porque de eso ya se ha hablado demasiado, así que, si aún no le han regalado 4 horas de su tiempo a Zack Snyder, no se preocupen, no les arruinaremos la oportunidad.

Entonces, ¿Cuál es nuestro veredicto final de La Liga de la Justicia: Snyder’s Cut?

Empezaremos con el disclaimer de que en la nota anterior asegurábamos un desastre de proporciones épicas, y para nuestra sorpresa, no fue así. A pesar de todo nuestro nerviosismo, fue muy grato ver que el resultado final no es para nada malo. Sin duda no es perfecto y aun cuenta con muchos defectos clásicos del director, pero en general, puede que tengamos frente a nosotros una de las mejores películas de DC.

El cambio más notable (y quizá el que más se agradece) es el tono de la película. Ya no tenemos esa sensación de estar viendo algo acción/comedia, sino algo mas solemne y en serio, la contra aquí, es que, a momentos, lo solemne es exagerado por decir poco, como, por ejemplo, la música que suena cada vez que Wonder Woman entra en acción resulta molesta después de la primera hora. Y, hablando de horas, también creíamos que una duración de poco más de 4 horas era realmente excesivo, pero ahora que conocemos toda la intención que había detrás, esa duración se justifica. Además, como la película marca las 6 partes en que esta dividida, es muy fácil hacer pausas para algún descanso o terminarla al día siguiente sin perder el hilo de la trama.

Vale la pena aclarar que no solo se agregaron escenas, sino que también muchas fueron removidas, como por ejemplo todas las escenas con la familia rusa (gracias a Dios) o cuando Batfleck captura a un Parademon en Gótica, pero lo mejor fue que se eliminaron muchos de los diálogos que hicieron tan infame la versión de Joss Whedon. Esto ayudo muchísimo para otorgarle más volumen a personajes como Flash, Cyborg y Aquaman, y esto es uno de los puntos más fuertes del largometraje:

Cada héroe tiene sus momentos bajo el reflector y ahora, por fin, los sentimos como un equipo capaz de cualquier cosa.

Gracias a James Wan (Saw, Furious 7), Aquaman ya cuenta con su séquito de fans, pero ahora, llega un poco de redención para Flash y Cyborg. Empecemos con el Corredor Escarlata. Interpretado por Ezra Miller (We Need To Talk About Kevin, Fantastic Animals and Where to Find Them), el personaje mantuvo la mayoría de sus chistes, pero se le dio más peso a otorgarle una nueva presentación. Ya no es un personaje incómodo y su personalidad ayuda a aligerar los momentos de tensión de una forma más orgánica. Manteniendo la excentricidad que lo caracteriza, es realmente increíble cada vez que usa sus superpoderes para salvar a todos, literalmente. Tengo que admitir que ahora no puedo esperar para ver la película de The Flash a cargo de Andrés Muschietti.

 

Y ahora, el androide favorito de todos: Cyborg. Al ver todo lo que se agrego de este personaje, nos queda la duda de porque alguien pensaría que sería buena idea removerlo de la versión final. Ray Fisher, quien interpreta a Victor Stone, es prácticamente el alma de esta nueva versión de la Liga de la Justicia. Desarrollando y explicando todo de lo que es capaz este superhéroe, se aprovecha la oportunidad para que a través de el veamos el cambio de alguien que de repente obtiene habilidades fantásticas y tome la responsabilidad que conlleva. Debo admitir que su aspecto aun no termina de convencerme, pero me gustaría ver un poco más de él en el universo extendido de DC.

Los villanos también fueron mejorados, sobre todo Steppenwolf, cuyo aspecto es mas intimidante y ahora sus motivos son más claros. Ahora si lo sentimos como una fuerza imparable y un riesgo inminente cada vez que entraba a escena. Pero admitámoslo, a quien queríamos ver es a Darkseid, y finalmente aparece en esta versión. Lo malo es que su intención es solo pretender lograr una secuela, ya que aquí solo lo vemos como espectador del fracaso de su heraldo.

Aun contando todo lo anterior, no podemos decir que estábamos tan equivocados de que no íbamos a tener una película tan buena como muchos fanáticos creían. Como mencionábamos antes, este corte sufre mucho los malos hábitos del director como el exceso del uso de la cámara lenta o un sentimiento tan solemne que raya en la parodia hacia estos personajes. La película también sufre en el terreno de los efectos especiales, pues, aunque se contaba con un nuevo presupuesto de 70 millones aproximadamente, los visuales a momentos se sienten incluso como de una cinemática de un videojuego de varios años atrás. Pero eso sí, se agradece que ya no se haya animado digitalmente la cara de Henry Cavill.

También es algo tedioso el contenido tan elevado de fan service dentro de estas 4 horas. Tantas referencias que claramente tenían la intención de que el #SnyderCut fuera un punto de inicio para muchas otras películas puede resultar abrumador para una persona que no tiene tanto interés en el lore de DC. Como es el caso de la aparición de Martian Manhunter o Deathstroke, o los últimos 15 minutos donde al fin tenemos la versión real del Joker de Jared Letto (spoiler alert: sigue siendo terrible).

Con todo lo bueno y lo malo, lo que si es un hecho es que este caso, donde un director vuelve después de varios años para terminar su versión, no tiene precedentes. De una forma u otra afectará el mundo del cine, incluso también por el hecho de haber sido estrenada en un servicio de streaming, sin duda, las tendencias van cambiando. Y si, esta versión es mucho mejor que la anterior, pero eso no significa que es una joya, porque, vamos, la anterior era un desastre y no era difícil de superar. Ahora nos queda ver que tan lejos llegarán los fanáticos mas entregados y su ahora nuevo estandarte: #RestoreTheSnyderverse.

Es de sabios admitir cuando uno se equivoca, y quizás nuestra mala fe hacia Zack Snyder estaba algo equivocada, pero por ahora ya podemos cerrar este asunto y enfocarnos en lo que viene. Ahí lo tienen, fans, ya denle a Warner un respiro, vendrán muchas más películas de superhéroes.

(φοῖνιξ)


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas