TARDE DE PERROS.


Es la tarde del 22 de agosto de 1972 y tres asaltantes están dispuestos a llevarse todo el dinero de un pequeño banco en el barrio del Bronx. Parecen lo suficientemente profesionales como para mantenerlo todo bajo control. Conocen los sistemas de alarma y seguridad, se ven decididos y confiados. De repente un pequeño detalle falla y nuestros valerosos antihéroes, comienzan a manifestar inseguridad y desesperación. Quedan encerrados en el banco y rodeados por la policía

Esta película que comienza como una aventura se convierte en una tragicomedia. Un excelente ejercicio cinematográfico basado en hechos reales y que esta rodado casi exclusivamente en el interior del banco. Detrás de cada escena, nos espera una sorpresa y con cada una de ellas nuestros valientes asaltantes se van desnudando ante nosotros. Su personalidad se transforma poco a poco, improvisan salidas ante su situación, mismas que encuentran obstáculos que echan todo por tierra. 

Empezamos a conocerlos, a entender su manera de pensar, vemos a sus familias y a sus amigos, conocemos sus ilusiones. Las máscaras de villanos revelan, después, a un par de seres humanos tratando de sobrevivir en una de las ciudades más difíciles del planeta: Nueva York… El final una sorpresiva tragedia. Un enfrentamiento de dos maneras de vivir. Los de adentro y los de afuera, cara cara para tratar de amanecer tranquilamente un nuevo día.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados