THE VERVE Y SU AMARGA SINFONÍA.


Uno de los grupos británicos que obtuvo con su álbum “Urban hymns”, el premio al mejor disco por la Brit Awards 1998. Un grupo conflictivo, con problemas de salud y consumo de drogas que los envuelve en diversos pleitos judiciales. En el año de 1994, comienzan sus desventuras, el cantante Richard Ashcroft tuvo que ser hospitalizado a consecuencia de una sobredosis y Peter Salisbury fue arrestado por destrozar una habitación del hotel donde se hospedaban.

Posteriormente la compañía discográfica de jazz Verve, demando a la banda por utilizar su nombre, ya que en un principio el grupo se llamaba Verve, y lo tuvieron que cambiar a The Verve. Los problemas del consumo de drogas y los múltiples conflictos entre sus integrantes continuaron de una manera desgastante, al grado de separarse por un periodo de tres meses. Después de reencontrarse, un poco más tranquilos surge el álbum Urban hymns, con la clásica, famosa y controversial melodía “Bitter Sweet Symphony”, convirtiéndose en poco tiempo en un éxito comercial.

The Verve estaba en la cima pero la caída iba a ser estrepitosa. Esta famosa melodía los implica en un pleito legal, si bien la letra es de Ashcroft, la mayoría de los riffs, es igual a “The last time” de los Rolling Stones, teniendo que ceder el 100 % de los derechos.

Un golpe duro y letal. Poco después anunciarían su separación.

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados