TODOS LOS CAMINOS LLEVAN A CASA.


Un relato de aprendizaje, sacrificio y amor incondicional. Con un guión sencillo pero a la vez complejo que nos lleva a través de un niño a una propuesta inteligente y pedagógicamente clara. El encuentro de dos generaciones opuestas, lo rural y lo urbano, lo moderno y lo antiguo.

Un film que llena los minutos en anécdotas y momentos de reflexión en donde la rebeldía, la intolerancia, y esa soledad provocada por este mundo de consumismo, la exigencia de trabajo, la falta de espacios habitables, educación, etc; se desafía con experiencia, sabiduría, amor y atención. Así es la historia de una abuela imposibilitada para hablar que ante los desplantes de un niño, que invariablemente se quedan grabados en la mente del espectador, lo resuelve con una prudencia que queda plasmado en nuestros ojos esa dulce tristeza que es la más amarga de todas.

Finalmente el niño y la abuela se entienden desarrollando su propio lenguaje mímico, momentos que trasmiten entre señas y dibujos ese amor fruto de la convivencia entre los dos y en el que solo ellos se entienden. Un lenguaje visual que impacta en la zona más sensible del corazón.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados