WALTER ELIAS DISNEY.


El arte de contar cuentos es el más antiguo de todos. Desde los comienzos de la civilización ha sido en entretenimiento y una necesidad cultural. Las leyes, noticias, costumbres e incluso los sucesos políticos; este proceso de continua resucitación mantiene vivo al cuento y le da vida a nuestras culturas.

Disney comprendió bien el poder de una historia bien contada. Nacido en Chicago pero radicado en Marceline, Missouri, un pueblo en medio de esas interminables planicies del Oeste. Fue ahí cuando tomo su primer curso de dibujos animados por correspondencia. Posteriormente su familia se muda a Kansas, en donde ingresa al Instituto de Arte y Diseño. Al igual que la mayoría de los jóvenes norteamericanos en medio de la Primera Guerra Mundial se enlista en el ejército sirviendo de chofer de la Cruz Roja Internacional en Francia y Alemania. Ya de vuelta en su país, conoce a Ub Iweks, que en conjunto crean a uno de sus primeros personajes antropomorfos de pequeños animales: Mickey Mouse y más tarde a Minnie, fue tal el éxito y popularidad que crea una serie de sinfonías animadas en donde aparecen Donald, Duck, Goofy y Pluto.

Y aquí comienza el tema de “una historia bien contada”, con el corto de los tres cochinitos y el largometraje de Blanca Nieves y los siete enanos. Disney comprobó y exploto el hecho de que solo nosotros podemos crear cuentos que cambien la estructura del mundo en que vivimos.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados