Wolfwalkers: Espíritu de Lobo, la mejor película de animación del 2020

amor, animation, cinéfilos, Cineteca, independiente, movies, premios, trilogia -

Wolfwalkers: Espíritu de Lobo, la mejor película de animación del 2020

Hoy en día se podría decir que el entretenimiento de animación está saturado por producciones de las grandes compañías como Disney, Warner, Netflix, Amazon y demás. Por eso, es muy liberador cuando una producción de un estudio pequeño e independiente logra no solo estar a la altura, sino incluso ser mejor de lo que esos gigantes pueden ofrecer. Dejando un poco de lado toda la conversación actual, en esta ocasión queremos dar nuestra opinión sobre una de las mejores películas animadas (y películas en general) del infame 2020: Wolfwalkers.

Evitaremos los spoilers en caso de que alguien aun no haya podido ver esta joya del cine animado.

Wolfwalkers es una producción del estudio irlandés Cartoon Saloon y es la tercera película de una trilogía no oficial que nos habla del folclore del mismo país, siendo Song of the Sea (2014) y The Secret of Kells (2009) las entregas anteriores. Cabe destacar que estas tres películas fueron nominadas en su momento al premio Oscar a mejor película animada, aunque desafortunadamente ninguna logró llevarse la estatuilla.

 

La historia nos cuenta la historia de un cazador y su única hija Robyn, quienes se mudan a Kilkenny, Irlanda. El cazador tiene la tarea de erradicar el último grupo de lobos que habita en el bosque a las afueras de la ciudad, pero lo que él no sabe es que dicha manada esta controlada por unas criaturas mágicas conocidas como Wolfwalkers, seres que pueden curar heridas y transformarse en lobos cuando duermen. Queriendo ayudar a su padre, Robyn llega al bosque donde conoce a la pequeña y salvaje Mebh Óg MacTíre, y aquí empieza todo.

Suena obvio, pero podríamos decir que lo mejor de la película es sin duda el trabajo de animación, el cual no solamente es completamente hermoso, sino que es manejado para hacer énfasis en detalles como el humor de los personajes y la tensión de las situaciones a través de la historia. Usando de manera muy inteligente el “limitado” 2D, las imágenes que vemos en pantalla sirven incluso como una guía del tono que cada mundo nos quiere transmitir, por ejemplo, en los momentos donde la historia se desarrolla en la ciudad de Kilkenny, los trazos son rectos y duros y las tonalidades de color, se mueven entre los grises y azules, dándonos el mensaje de que en esa ciudad predomina el orden y autoritarismo. En cambio, cuando nos movemos hacia el bosque, los dibujos están repletos de curvas y colores vibrantes, transmitiendo un sentimiento de libertad y armonía.

Aunque pareciera un cuento para niños de hace cientos de años, los temas por los que navega Wolfwalkers son bastante relevantes en nuestros tiempos. Pasando desde la destrucción del medio ambiente, la pérdida de las tradiciones e incluso el colonialismo, esta es una película cautivadora de principio a fin. Y claro, no se dejan de lado temas universales como la importancia de la familia y la amistad. Algo que creemos es realmente interesante, es el cambio por el que pasa Robyn. De crecer con la idea de que los lobos son criaturas malvadas y que deben ser eliminadas al ser vistas, pasa a tener un respeto total por la naturaleza y el poder tan abrumador que posee. Además de aprender la valiosa lección de no juzgar a un libro por su portada, lo cual nos permite tener la oportunidad de encontrar en la persona menos esperada a alguien que nos entiende por completo.

Y junto con todos estos aciertos, la película cuenta también con una banda sonora simplemente excepcional. A cargo de Bruno Coulais, el mismo que fue responsable de musicalizar las dos entregas anteriores de esta trilogía, además de grandes películas como The Crimson Rivers (2000), Coraline (2009), Colmillo blanco (2018), entre muchas más, las melodías que escuchamos en todo momento son la perfecta compañía para cada escena. Asimismo, el tema principal: “Running with the wolves”, una colaboración junto con Aurora y Kíla, nos hacer sentir por un momento como si fuéramos un lobo y tuviéramos esa capacidad para estar tan consciente del entorno que nos rodea siendo capaces de correr más rápido, saltar más alto, ser más fuertes. Magia pura.

 

Sabemos lo difícil que es, pero nos gustaría ver mas a menudo un producto así, donde se nota el cariño y la dedicación de quienes lo hacen en cada detalle. Mitología celta, personajes que seguro se quedaran en nuestro corazón de por vida y una historia perfectamente narrada, Wolfwalkers es una obra maestra del cine. Al día de hoy la pueden encontrar a través del servicio de streaming de Apple Tv, y si aún no la han visto, no pierdan la oportunidad, si aman a las películas y el arte en general, esto es algo que deben ver.

@PHoeNiX_1989


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas